Crisis en las vías de comunicación entre Huancayo y Lima

Proyecto para asamblea constituyente
Proyecto para asamblea constituyente tiene carácter de urgente
abril 25, 2022
Fiscal Ricardo Rojas con chaleco de detenido
Presidente de la Junta de Fiscales Provinciales de Lima Sur permanecerá nueve meses en prisión preventiva
abril 26, 2022

Crisis en las vías de comunicación entre Huancayo y Lima

Carretera Central colapsada de vehículos

La Carretera Central tiene tres peajes.

Hace más de tres lustros la Carretera Central colapsó. Hace un cuarto de siglo se nos privó del servicio de pasajeros por el Ferrocarril Central.

Escribe: Pedro Morales Mansilla.

Mientras el Ejecutivo presenta la iniciativa distractora para la aprobación de la asamblea constituyente y así ocultar la calamidad de su gobierno, el Congreso de la República muestra su mediocridad para asumir con decoro las competencias que le corresponden, como un efectivo control político; asegurándose ambos, su permanencia en el periodo completo. No les interesa hacernos transitar por el camino a la anarquía, cuyas consecuencias, sin duda, serán, como siempre, dramáticas para los más humildes.

En ese contexto de incertidumbre las vías terrestres y el área entre Huancayo y Lima siguen siendo problema de años, que cada día es más insoportable por las condiciones materiales y económicas para el acceso al servicio del transporte, cuya situación de abandono se reflejó en el último feriado largo por Semana Santa.

Hace más de tres lustros la Carretera Central colapsó. Hace un cuarto de siglo se nos privó del servicio de pasajeros por el Ferrocarril Central. Hay demora en culminar la ampliación y modernización del aeropuerto de Jauja e incertidumbre sobre el inicio de la construcción de la vía alterna a la Carretera Central que se dice será de cuatro carriles. El ingreso a Huancayo por la margen derecha del río Mantaro, cuyo mantenimiento corresponde a la Municipalidad Provincial y al GORE Junín manejados por Perú Libre, es calamitoso.

A esto se suman el incremento de precios de combustibles (eliminación del ISC no se traslada al consumidor en el monto esperado); las maniobras temerarias de los autos colectivos; y el tránsito de camiones hasta con siete ejes, a pesar de que la Carretera Central no tiene el diseño ni se ha adecuado para vehículos de esas dimensiones, que al dar las curvas entorpecen el tránsito, generando congestión y pérdida de tiempo.

A diez meses de asumidas las funciones congresales y de gobierno, ni los cinco inútiles representantes por Junín ni el Ministerio de Transporte y Comunicaciones (MTC) controlados por los cerronista han dado paso alguno para renegociar las concesiones de las vías férreas y Carretera Central. Esta última, otorgada a Deviandes, tiene tres peajes: Corcona, Ticlio (vía cámara fotográfica) y Quiulla. En la misma situación se encuentra Lima Expresa (Evitamiento), que la congestión vehicular nos obliga a utilizarla.

El costo de los peajes es otro drama que todo transportista tiene que pasar. Por ejemplo, para los vehículos ligeros utilizados generalmente para turismo familiar, el costo del viaje en peajes de ida y vuelta es en total S/ 58.20. Y ni qué decir del cobro de entre 45 y 52 soles en vehículos de 6 y 7 ejes en cada garita. Lo que se gasta aquí es como para llorar.

Es tiempo que los inútiles se interesen por solucionar la crisis en las vías y el MTC plantee la renegociación de la concesión de la Carretera Central. No tiene vía alterna por la captación de ingresos, por el número de vehículos que transitan, supera abusivamente las “inversiones y servicios” de la sospechosa concesión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *