Día Mundial del Agua: 2 200 millones de personas viven sin acceso al agua potable

Postulantes al examen de admisión en Universidad Nacional del Altiplano
Universidad Nacional del Altiplano: Examen de admisión 2022 tendría indicios de irregularidades
marzo 20, 2022
Pedro Castillo en Palacio de Gobierno
Despacho presidencial: Gastos de fotografía superan los 167 000 soles
marzo 24, 2022

Día Mundial del Agua: 2 200 millones de personas viven sin acceso al agua potable

Agua potable cae del caño para lavar

En el 2030 Lima se quedaría sin agua por el derretimiento de los glaciares de los Andes.

En la capital de Perú, Lima, esta cifra llega a 800 000 personas debido, entre otras razones, al crecimiento desordenado de la ciudad, que ha originado que miles de limeños construyan sus casas en zonas altas de difícil acceso.

Texto: Raúl Vela

A pesar de que todas las actividades sociales y económicas dependen en gran medida del abastecimiento de agua dulce y de su calidad, 2 200 millones de personas viven sin acceso al agua potable en el mundo.

En la capital de Perú, Lima, 800 000 personas no tienen acceso al agua potable debido, entre otras razones, al crecimiento desordenado de la ciudad, que ha originado que miles de limeños construyan sus casas en lugares de difícil acceso.

Por ejemplo, en Lomas de Ancón, al norte de la capital, los pobladores que viven allí tienen que esperar en la puerta de sus viviendas, que se levantan sobre tierra árida, la llegada de camiones cisternas para contar con el líquido vital para su alimentación y aseo personal.

Estos pobladores, como todos aquellos que se abastasen de agua a través de camiones cisternas, durante la primera ola de la pandemia vieron afectados sus economías, cuando de un día para otro el precio por cada 1 000 litros de agua se incrementó de S/. 18 a S/. 50.

Para cerrar la brecha de la población que aún no cuenta con el servicio de agua potable en la capital, Sedapal firmó un convenio con la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos – UNOPS, para licitar –hasta fines del 2025- proyectos por más de 5 000 millones de soles, los que contarán con el Project Management Office, una oficina conformada por expertos en la dirección de proyectos, a fin de garantizar la entrega de las obras en los plazos señalados en el expediente.

Este 2022 la empresa ejecutará proyectos, licitados a través de UNOPS, por 2 000 millones de soles. De mantenerse el actual modelo licitario, se estima que al 2030 Sedapal habría cubierto el 98 % de las personas que hoy no cuentan con agua potable en Lima y Callao.

Inversión para universalizar los servicios

En julio del año pasado, la secretaria ejecutiva del Cepal, Alicia Bárcena, al presentar el informe titulado “La paradoja de la recuperación en América Latina y el Caribe. Crecimiento con persistentes problemas estructurales: desigualdad, pobreza, poca inversión y baja productividad” señaló la necesidad de universalizar los servicios básicos de agua potable, saneamiento y electricidad como fuentes renovables, siguiendo los criterios de los ODS 6 y 7.

Resaltó que en la región de las Américas hay 166 millones de personas sin agua potable gestionada de manera segura y 443 millones de personas sin saneamiento gestionado de manera segura.

«Agua potable gestionada de manera segura corresponde a agua para consumo procedente de una fuente mejorada ubicada dentro de la vivienda o en el patio o parcela, disponible en el momento necesario y libre de contaminación fecal y sustancias químicas prioritarias», señaló.

Agregó que el saneamiento gestionado de manera segura supone instalaciones mejoradas que no son compartidas con otras viviendas y donde las excretas son dispuestas de manera segura in situ o transportadas y tratadas fuera de sitio.

«En el caso de nuestra región, un gran reto pendiente es el tratamiento de las aguas residuales y el impacto negativo que esto tiene en la salud y el ambiente», afirmó.

La desalinización del agua del mar asegurará el abastecimiento
de agua potable en Lima.

La desalinización del agua del mar

Perú básicamente se provee de agua dulce de los hielos de los Andes. Con el derretimiento de los glaciares, que se ha acelerado por el calentamiento global de la Tierra, se estima que Lima tendría agua hasta el 2030.

En los últimos 50 años, los glaciares de los Andes se han reducido en promedio entre un 30 % y un 50 %, según un estudio publicado en la revista académica Cryosphere.

«En Perú, todos los glaciares que están por debajo de los 5 100 metros ya han desaparecido», dijo hace cinco años a BBC Mundo Wilson Suárez, del Servicio Nacional de Hidrología y Meteorología del Perú y uno de los coautores del estudio.

Y, en toda la región, los glaciares ubicados a altitudes inferiores a los 5 400 metros han perdido en promedio 1,35 cm de su capa de hielo cada año desde 1970: el doble que los grandes glaciares ubicados a mayor altitud.

«Para que Lima no quede desabastecido de agua se tiene que desalinizar el agua del mar. Ya contamos con proyectos. Solo así aseguraremos este líquido vital para las próximas generaciones», asegura Francisco Dumler, presidente del directorio de Sedapal.

Hoy 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua. Esta idea nació en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de Río de Janeiro, Brasil, en 1992.

Ese mismo año, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la resolución por la que el 22 de marzo de cada año fue declarado Día Mundial del Agua, siendo 1993 el primer año de celebración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *