Radiografía de la violencia de género

Rímac: Escuela Metropolitana de Ciclismo Urbano llegó para dar clases gratuitas a vecinos
septiembre 3, 2021
Feria Ricardo Palma: la colección «Novelas del Bicentenario» se presentará hoy a las 6:00 p.m.
septiembre 8, 2021

Radiografía de la violencia de género

Foto: Composición EP

Cada día las mujeres sufren diversos tipos de violencia en el Perú. Lo acontecido a la congresista Patricia Chirinos es uno más. ¿Qué impacto tiene que la agresión provenga de una autoridad? La Cuarta conversó con dos especialistas y estas fueron sus respuestas.

La grave acusación de la congresista Patricia Chirinos de que el presidente del Consejo de Ministros (PCM), Guido Bellido, la habría agredido verbalmente con la frase «…ahora solo falta que te violen», causó no solo indignación en buena parte de la población, sino también rechazo y condena.

Priscila Pecho, asesora de Fortalecimiento de Capacidades de Promsex, señaló que lo acontecido a la congresista Chirinos influía negativamente en las víctimas, pues reduce la confianza en las autoridades ya que se puede llegar a pensar que, si estas validan las agresiones, con mayor razón se tolerará la violencia de género en instancias menores.

Para la directora ejecutiva de Flora Tristán, Liz Meléndez, mantener una autoridad acusada de acoso transmite la imagen de que la lucha contra la violencia de género no es relevante ni importante para el Poder Ejecutivo.

En cuanto a las respuestas de los testigos que señalaron que las palabras del titular de la PCM se trataban de “bromas”, ambas especialistas explicaron que se busca normalizar la violencia bajo el disfraz del humor.

«Vivimos dentro de una cultura de la violación. Y esto se presenta en sociedades con gran desigualdad entre varones y mujeres, lo que genera que estas últimas sean vistas como objetos y, por tanto, no exista ningún inconveniente en acosarlas, violarlas o hacer mofas con respecto a esta situación. Las bromas son la principal herramienta del agresor, pues a través del humor se trata de convencer que lo que da risa no está mal», puntualizó Pecho.

La directora de Flora Tristán refirió que toda esta situación se origina por la existencia de la sociedad patriarcal, machista y misógina que ha generado la reproducción de una lógica de discriminación y violencia hacia las mujeres. Por lo que ante una sublevación de la mujer el agresor busca invalidar el testimonio de la victima afirmando que miente o exagera. “Dudar sobre la veracidad de la denuncia es apoyar al agresor”, comentó.

Liz Meléndez: «La población tiene que mantenerse vigilante frente a las autoridades».

Medidas

Para reducir las diferentes modalidades de violencia hacia la mujer, Liz Meléndez propuso cuatro ejes: 1) Mejorar la prevención, que consiste en implementar una educación con enfoque de género para alcanzar la igualdad; 2) Mejorar la calidad de atención para elevar la confianza de las víctimas en las autoridades, principalmente con mejores respuestas frente a las denuncias; 3) Mayor presupuesto y casa de acogida para las víctimas; y, 4) Reducir la impunidad de los agresores, pues así, sostiene, se difunde un potente carácter simbólico para que más víctimas se animen a denunciar.

Pecho, por su parte, planteó la necesidad de continuar con el Plan Nacional contra la Violencia de Género, así como también con el rol clave de establecer una educación con enfoque de género, pues, según sostuvo, inculcar estos valores durante la etapa formativa son clave para un desarrollo igualitario de las próximas generaciones.

Asimismo, señaló que las capacitaciones constantes en torno a la violencia de género a diversos sectores de la población también generan un impacto positivo en la lucha contra la violencia hacia la mujer.

Finalmente, las especialistas recalcaron la necesidad del impulso de la ciudadanía a enfrentar y rechazar la violencia de género. Adicionalmente, instaron a la población a mantenerse vigilantes frente a decisiones de las autoridades para evitar un retroceso en materia de derechos de las mujeres y de las minorías.

En el Perú, debido a los meses de cuarentena decretada en el 2020 a raíz de la pandemia las denuncias por violencia familiar y de género aumentaron 130 %, en comparación con el 2019.

Priscila Pecho: «Vivimos dentro de una cultura de la violación». Foto: Promsex.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *