Chankillo es declarado Patrimonio Mundial por la Unesco

Más de un millón de empleos generados por exportaciones en los primeros cinco meses del año
agosto 3, 2021
Universitario y Sporting Cristal empataron en un vibrante encuentro
agosto 5, 2021

Chankillo es declarado Patrimonio Mundial por la Unesco

Foto: El País.

Perú sumó su décimo tercer sitio en la lista de Patrimonio Mundial, luego de que la Unesco incluyera al complejo arqueoastronómico Chankillo.

El pasado martes 27 de julio fue una fecha de júbilo para el país, ya que la Unesco declaró al complejo arqueoastronómico Chankillo Patrimonio Mundial. Con este galardón, nuestro país suma su décimo tercer (13°) sitio bajo esa importante categoría.

Para quienes no conocen Chankillo, le contaremos que este complejo arqueoastronómico se encuentra ubicado en la provincia de Casma (Áncash), y tiene más de 2 300 años de antigüedad, por lo que es considerado como el más antiguo de América.

El observatorio se distribuye en tres sectores a lo largo de cuatro kilómetros cuadrados en los que se hallan: trece torres (alineadas de norte a sur), un templo circular y una plaza, construidos con tierra y barro.

Las estructuras de Chankillo se encuentran en una sucesión de colinas pedregosas y pequeñas llanuras del desierto costero del Perú a unos 365 kilómetros al norte de Lima.

Cada uno de los trece edificios mide de 2 a 6 metros de alto y se encuentran ubicados a la misma distancia los unos de los otros.

Este alineamiento de las torres genera que, a la distancia, se dé la ilusión de un horizonte que permite observar la posición del sol en fechas determinadas, abarcando la totalidad del ciclo solar anual.

El complejo arqueoastronómico es uno de los dos lugares en el mundo antiguo que han incorporado un calendario de horizonte solar completo, que utiliza marcadores (las trece torres) para rastrear el paso progresivo del Sol a lo largo del horizonte durante todo el año.

Los investigadores señalan que en ese lugar se llevaron a cabo observaciones astronómicas directas entre los años 500 y 200 a.C.

Chankillo tiene más de 2 300 años de antigüedad. Foto Dw.

Antecedentes

El Perú, desde 1972, forma parte de la Convención para la Protección del Patrimonio Mundial de Unesco, con la finalidad de garantizar la identificación, la protección, la conservación y la presentación adecuada de estos espacios culturales de gran valor.

Para proteger a Chankillo, el complejo fue declarado como Patrimonio Cultural Nacional en enero del 2008 y, en 2013, se inscribió en la Lista Indicativa del Patrimonio Mundial de la Convención de Unesco.

Reconocido como Patrimonio Mundial

A inicios de 2019, el Ministerio de Cultura presentó el complejo arqueológico de Chankillo para ser nombrado como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Debido a la pandemia de la COVID-19 en el 2020, todo el proceso se paralizó. Sin embargo, para el 2021, año en el que el Perú celebra sus 200 años de independencia, se realizó la cuadragésimo cuarta (44°) sesión del Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco y se aprobó la candidatura peruana.

El pasado 27 de julio la Unesco declaró al complejo arqueoastronómico Chankillo Patrimonio Mundial. Con este galardón, nuestro país suma su décimo tercer sitio bajo esa importante categoría.

El país ya tiene doce lugares inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial de Unesco, de los cuales ocho son culturales, dos naturales y dos mixtos.

Además del observatorio solar de Chankillo en la Lista de Patrimonio Mundial, también figuran otros sitios arqueológicos peruanos como: Machu Picchu, Chavín de Huántar, Caral, Chan Chan, Líneas de Nazca, entre otros.

Iván Ghezzu, arqueólogo y principal investigador de este sitio arqueológico, indicó que el Estado no ha invertido en este centro. Sin embargo, se espera que, con el eventual nombramiento de la Unesco, Chankillo obtenga los recursos del Estado para preservarse y atraer turistas.

Otros usos

Las investigaciones demuestran que Chankillo no solo es un observatorio para realizar esta medición del tiempo a través de la observación del Sol, también fue un centro ceremonial y sagrado de varias sociedades, además de los que construyeron el lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *