Médico de Hospital de Ate le dice a un paciente con COVID-19 que en dos horas se va a morir

Perú: Hoy llegan las primeras vacunas contra la COVID-19
febrero 8, 2021
Urgente: Primer lote de vacunas contra la COVID-19 ya se encuentra en territorio nacional
febrero 8, 2021

Médico de Hospital de Ate le dice a un paciente con COVID-19 que en dos horas se va a morir

Esposa de víctima nos relata el infierno que le ha tocado vivir, y la manera tan inhumana en la que han tratado a su esposo. Pide justicia.

Daniel Quirhuayo Romero (32 años) es una de las millones de víctimas afectadas por la COVID-19. Él fue llevado por su esposa, Mónica Mamani (37 años), al Hospital de San Juan de Lurigancho hace 21 días, donde le recetaron dexametasona y paracetamol argumentando que solo se trataba de una gripe común. Sin embargo, la salud de Daniel empeoró.

Ante esta situación, ayer la señora Mónica decidió llevar a su esposo a un establecimiento particular, donde le confirmaron que tenía COVID-19 y que una neumonía había avanzado en un 70 %.

Aferrándose a la vida, Daniel pidió a su esposa llevarlo al Hospital de Emergencia Vitarte para que puedan brindarle ayuda. Sin embargo, para su desconcierto, en el nosocomio le indicaron que no iban a atenderlo, debido a que tenía una saturación de 78. “Nos dijeron que con ese nivel lo más seguro es que muriera en dos horas”, nos cuenta la señora. Cabe resaltar que todo esto se lo dijeron ni bien llegaron al centro médico, sin una tomografía o diagnóstico clínico de por medio.

“Cómo es posible que no tengan tino ni calidad humana para decirle a mi esposo que se va a morir en 2 horas. Deseo hacer la denuncia pública y pedir una cama UCI para él, que tiene 32 años y 2 hijos conmigo, de 8 y 1 año”, nos cuenta Mónica Mamani.

Les obligaron a borrar los videos

Ante este cuestionable trato, el personal de la ambulancia que trasladaba a Daniel y esposa grabaron la forma tan dura en la que el médico les dio la noticia a la familia Quirhuayo. Pero el personal del hospital les quitó el celular para borrar los videos que atestiguaban este hecho.

“Mientras a ellos les quitaban el teléfono, a mí me llevaron a otra área para consultarme los datos de mi esposo. Después de 20 minutos, sale el doctor y me dice que le ha sacado una tomografía a mi esposo donde se confirma que sus pulmones están deshechos. ¿Tan rápido le ha sacado esa tomografía doctor?, le pregunté. Porque me parece muy raro que me diga eso, ya que ayer el neumólogo nos dijo que uno de sus pulmones estaba mejorando”, nos dice muy alterada Mónica Mamani.

En su desesperación, decidió tomar su celular y hacerle fotos al médico que le estaba dando las nefastas noticias. Ante esto, el galeno se tapó la cara para que no pudieran enfocarlo correctamente. Las enfermeras quisieron quitarle el celular, por lo que Mónica tuvo que salir corriendo del lugar para que no borren las evidencias del infierno que viene atravesando.

Al cierre de esta edición, Mónica Mamani no sabe nada de su esposo. Estuvo con él hasta el mediodía; desde ese momento, no la dejan verlo ni le comunican su estado. Ella se siente totalmente devastada y desea hacer pública la denuncia del trato inhumano que ha recibido.

“Yo quiero justicia para Daniel Quirhuayo Romero. Por favor. Tenemos dos hijos y no es justo que en este país actúen de esta manera. ¿Por qué no dicen la verdad? Que todo ya no vale, digan que no hay camas UCI en los hospitales. Mi esposo todavía quiere vivir. Ayúdenme, si alguien sabe de una cama UCI, por favor se los pido, quiero justicia”, suplica Mónica.

Médico de Hospital de Ate, tapándose la cara, para que Mónica Mamani no le enfoque la cara. Enfermeras quisieron quitarle el celular, por lo que ella tuvo que salir corriendo del nosocomio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *