Todo lo que sabemos sobre la variante británica del coronavirus

Las vacunas ayudarán al turismo a reactivarse
enero 8, 2021
Ministro del Ambiente, Gabriel Quijandría, dio positivo a COVID-19
enero 8, 2021

Todo lo que sabemos sobre la variante británica del coronavirus

Una variante identificada del virus SARS-CoV-2 es más contagiosa que las conocidas hasta ahora, sin embargo, ¿provoca una enfermedad más grave? Esto es lo que dicen los científicos.

Agencias.-

En diciembre del año pasado, Gran Bretaña informó al mundo que una variante del SARS-CoV-2 había sido identificada. Conocida esta noticia, muchos países de Europa cerraron sus fronteras. América Latina también hizo lo mismo.

En este momento, esa nueva variante es el foco de intensos debates y análisis. A continuación enumeramos algunas de las características que los científicos han descubierto hasta ahora.

¿La variante del Reino Unido es una especie de nuevo supervirus?

No. Solo se trata de una variación de las muchas que han surgido conforme el coronavirus SARS-CoV-2 se ha propagado por el mundo. Las mutaciones se presentan cuando el virus se replica, y esta variante —conocida como B.1.1.7— ya tiene su propio conjunto de ellas

¿Qué tiene de inusual?

La variante llamó la atención de los investigadores en diciembre, cuando comenzó a aparecer con mayor frecuencia en las muestras tomadas en regiones del sur de Inglaterra. Luego se supo que se habían tomado de pacientes desde septiembre.

Cuando los investigadores observaron de cerca su genoma, quedaron impactados por la cantidad relativamente grande de mutaciones que había desarrollado: 23 en total. La mayoría de las mutaciones que surgen en el coronavirus son dañinas para el virus o no tienen ningún efecto. Sin embargo, daba la impresión de que varias de las mutaciones en la B.1.1.7 podrían afectar la forma de propagación del virus.

¿Es más contagioso que otros virus?

Sí. Los estudios señalan que es más contagioso y que está desplazando a las versiones más antiguas del virus.

Según un estudio del Imperial College de Londres, el nuevo linaje es cerca del 50 % más transmisible que otros, y esto eleva el número R -que representa el número de personas promedio a las que una persona infectada puede contagiar- en entre 0,4 y 0,7.

Recordemos que este valor debe estar por debajo de 1 para frenar la pandemia (actualmente, en Reino Unido está entre 1,1 y 1,3).

¿Pero qué tiene esta variante que si bien no provoca casos más graves de la enfermedad, hace que la COVID-19 se propague con más facilidad entre la población? ¿Cómo lo hace? ¿Y qué impacto tiene en la efectividad de las diferentes vacunas?

No está claro exactamente el mecanismo que emplea para lograrlo. Pero estudios preliminares apuntan a que una de las 17 mutaciones más importantes (en la proteína en forma de espiga del virus) le permite al virus unirse mejor a una proteína en la superficie de las células humanas, facilitando así la infección.

Cualquier cambio que facilite la entrada del virus en la célula jugará en su favor.

Esta mutación (conocida como N501Y) parece ser una adaptación importante, dijo recientemente a la BBC Nick Loman, del COVID-19 Genomics UK Consortium.

Otra mutación -llamada supresión H69/V70- en la que desaparece una pequeña parte de la proteína espiga del virus- ha surgido varias veces antes, por ejemplo en los visones infectados en Dinamarca.

Investigaciones llevadas a cabo por el profesor Ravi Gupta, de la Universidad de Cambridge, indican que esta mutación aumenta la infectividad al doble en experimentos de laboratorio.

Estudios llevados a cabo por el mismo equipo de investigadores apuntan a que esta supresión hace que los anticuerpos presentes en la sangre de los sobrevivientes sean menos efectivos al atacar al virus.

Otra hipótesis que se baraja para explicar el alto número de contagios que provoca la nueva cepa se centra en la carga viral.

Según estudios preliminares (aún no revisados por pares) realizados por el Laboratorio de Salud Pública de Birmingham, el 35% de las muestras de pacientes infectados con la cepa B117 tenían altos niveles de virus, en comparación con solo un 10% de los pacientes infectados con otra variante.

Es decir, la carga viral en la nariz y garganta de las personas con la nueva cepa era mayor, un factor que facilita el contagio.

No obstante, los investigadores señalan que se necesita recoger y analizar más evidencia para llegar a conclusiones firmes.

¿Provoca una enfermedad más grave?

No hay ninguna evidencia contundente que lo confirme, por lo menos hasta ahora. No obstante, hay razones para tomar en serio esa posibilidad. En Sudáfrica, otra variante del coronavirus ha desarrollado una mutación particular que también se encuentra en la B.1.1.7. Esta variante se está propagando a toda velocidad por las zonas costeras de Sudáfrica. Además, en estudios preliminares, los médicos encontraron que la gente infectada con esta variante es portadora de una carga viral intensificada: una concentración más alta del virus en su tracto respiratorio superior. En muchas enfermedades virales, esto se asocia con síntomas más graves.

¿De dónde viene esta variante inusual?

Hay un debate intenso en torno a esa pregunta. Una posibilidad es que la variante haya desarrollado su serie de nuevas mutaciones al interior de un conjunto especial de huéspedes.

En una infección típica, la gente contrae el coronavirus y se vuelve contagiosa durante unos cuantos días antes de manifestar síntomas. Luego, el virus se vuelve menos abundante en el cuerpo, conforme el sistema inmunitario lidera la defensa. A menos que los pacientes sufran un caso grave de la COVID-19, suelen librarse del virus por completo en unas pocas semanas como mucho.

No obstante, a veces el virus infecta a gente con sistemas inmunitarios débiles. En sus cuerpos, el virus puede desarrollarse durante meses. Estudios sobre estas personas inmunocomprometidas han demostrado que el virus puede acumular una gran cantidad de mutaciones cuando se replica en sus cuerpos durante un largo periodo.

Algunos investigadores han encontrado que, con el tiempo, la selección natural puede favorecer a los virus mutantes que logran evadir el sistema inmunitario. También han sugerido que la evolución de la variante podría haber recibido un impulso adicional de la medicina que se les da a esos pacientes. Es posible que algunas mutaciones tengan tolerancia a fármacos como los anticuerpos monoclonales.

Otros científicos han señalado que el virus tal vez haya desarrollado nuevas mutaciones al propagarse por medio de cierta población animal, como los visones, antes de volver a entrar en contacto con la población humana. Estos “reservorios animales” se han vuelto un foco de intenso interés conforme se han ido detectando más infecciones en animales.

Relación entre la nueva variante y la vacuna

Una de las preguntas más acuciantes frente al surgimiento de esta cepa es si las vacunas tendrán el mismo grado de efectividad que para la variante original.

Según Lawrence Young, profesor de la Universidad de Warwick, la información de la que se dispone hasta el momento parece indicar que las vacunas serán efectivas contra la nueva forma del virus.

“Las variantes del virus han estado presentes desde el principio de la pandemia y son producto del proceso natural por el cual los virus se desarrollan y adaptan a su huésped a medida que se replican”.

“La mayoría de estas mutaciones no tienen efecto en el comportamiento del virus, pero muy ocasionalmente pueden mejorar su habilidad para infectar y/o volverse más resistentes a la respuesta inmune del cuerpo”, dice Young.

Se necesita investigar más para entender por qué la variante se está esparciendo tan rápidamente, pero los primeros indicios apuntan a que las vacunas serán efectivas contra él.

Entretanto, se sabe que el mecanismo de transmisión del nuevo linaje es el mismo que para las otras (por la inhalación de gotas pequeñas y aerosoles que contienen el virus y que quedan flotando en el aire), con lo cual sigue siendo vital continuar con las medidas de aislamiento, higiene y distancia social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *