¿Por qué el Perú decidió endeudarse por más de 100 años y qué consecuencias puede tener para su economía?

Gobierno decreta emergencia nacional por todo diciembre
noviembre 30, 2020
Fernando Cillóniz sobre protestas en Ica: «¿Dónde está el Estado?»
diciembre 1, 2020

¿Por qué el Perú decidió endeudarse por más de 100 años y qué consecuencias puede tener para su economía?

En un quinquenio donde hemos tenido hasta cuatro presidentes y dos congresos, el Gobierno peruano acaba de lanzar un bono de 30 000 de soles para ser pagados en más de 100 años.

La agencia Reuter y el portal de noticias Lima Gris así lo advierten en dos artículos donde explican los beneficios de ese endeudamiento, pero también los riesgos que esta jugada económica podría tener para el futuro de las próximas generaciones del país.

Según el periodista Luis Felipe Alpaca, las razones del endeudamiento claramente obedecen a la caída de los ingresos nacionales, así como al incremento en el gasto debido a las medidas preventivas de la COVID-19 y de la reactivación económica. Sin embargo, se pregunta, si la mejor forma de superar el déficit fiscal no sería haber recurrido a los ahorros acumulados durante los años prósperos de nuestra economía.

El 12 de abril pasado, el expresidente Martín Vizcarra aprobó el Decreto Legislativo Nº 1457, mediante el cual se suspende temporalmente la deuda pública a un máximo del 30 % del PBI. A pesar de ello, el actual presidente Sagasti decidió superar el déficit fiscal elevando la deuda pública al 35, 5 %, con el argumento que el nivel de endeudamiento que Perú tiene en la región es de solo 28 %, uno de los más bajos según él.

¿Cuáles son sus beneficios?

El doctor Pedro Grado Smith, profesor de Economía de la Universidad de Lima, dijo a Reuter que la medida adoptada por el Gobierno peruano es buena si se piensa usar ese dinero para subsidiar una potencial segunda ola pandémica del coronavirus, o porque se tiene pensado mejoras financiera los ciudadanos.

«Al entrar más recursos a la economía, conceptualmente, debería bajar la tasa de interés en el mercado local de alguna u otra manera, y eso beneficia al público en general», comenta «Y, por último, al existir financiamiento a largo plazo, el Estado pueden invertir en grandes obras de infraestructura, como pueden ser subterráneos o aeropuerto».

El legado negativo

La venta de bonos por más de un siglo no es un evento común: actualmente, solo México, Bélgica, Irlanda, China, Dinamarca y Suecia han logrado endeudarse por tan largo plazo.

Grado Smith señala que este tipo de jugada económica puede también traer graves consecuencias, principalmente un sobreendeudamiento.

Francisco Sagasti, presidente interino de Perú.

«Lo que habían calculado inicialmente los expertos y analistas era que nuestra deuda no debería ser más de 30% del PIB. Hoy día esa deuda ha superado el 30% de ese PBI, por lo que habrá que ser muy cuidadoso en las siguientes emisiones», opina.

En una comparecencia ante el Congreso, el ministro de Economía y Finanzas Waldo Mendoza estimó que su cartera prevé que el nivel de la deuda aumentará en grandes proporciones tras el estímulo económico propuesto por el para reactivar la producción y frenar la pandemia, que suma hasta un 20% del PBI.

Mendoza indicó que esto llevará a que la deuda pública con respecto a la producción nacional aumentará de un 28% del PIB a un 35% a fines de este año y hasta un 38% en el 2021.

«Dicho de otra manera. Al habernos endeudado, todavía tenemos espacios, pero el camino hacia delante debe ser más austero, porque tenemos el riesgo a la puerta», dice el académico.

En su criterio, otro factor a tener en cuenta es el curso político del país y la sombra de la corrupción, que pueda afectar el uso de los fondos obtenidos con los bonos.

«La corrupción es como un cáncer y si no se le combate, podría inundar el Banco Central y destruir la estabilidad macroeconómica que se ha tardado en construir 30 años», señala.

En criterio del experto, Perú cuenta con lo necesario para un mejor desarrollo económico, pero los resultados de esto dependerán en gran parte de la clase gobernante.

«Esto es un hecho sin precedentes en la historia peruana; entonces, nos viene en mente una pregunta: ¿Todos esos miles de millones serán destinados para la inversión de gasto público, o para gastos corrientes?», dice Felipe Alpaca

Parece que Francisco Sagasti ya había planeado con anticipación esta audaz medida, porque, incluso unos días atrás dio declaraciones a Reuters explicando que eventualmente colocaría bonos para financiar los gastos de 2021.

Es exigible que la presidenta del Consejo de Ministros, Violeta Bermúdez, el día que acuda a pedir el voto de confianza al Parlamento, asista con un informe cuantitativo y cualitativo que detalle las razones técnicas y razonables que llevaron a Francisco Sagasti endeudar al Perú por un periodo de más de cien años.   

Violeta Bermúdez tendrá que dar explicaciones al Congreso sobre el endeudamiento que hizo el Gobierno peruano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *